La vida, el día y la noche.
-blog-
La vida,
el día y la noche
agosto 23, 2018

Seguro has escuchado sobre los ciclos circadianos. Pero ¿sabes qué sucede dentro de las plantas cuando llega el día o la noche?

Organismos diversos como plantas, hongos, animales e incluso algunas bacterias son capaces de “saber la hora”a través de sus propios ritmos circadianos.

La regulación de estos ritmos sucede a través de un “reloj interno”cuya importancia es de especial interés tanto para la medicina como para la agricultura. En el estudio publicado el 2 de agosto, un equipo de investigación descubrió un proceso que ajusta los tiempos de las plantas para mantenerlas al ritmo del entorno.

Esto es que las plantas se encuentran midiendo de manera constante los azúcares en las células y usan esta información para hacer los ajustes necesarios. Es decir, las plantas precisan de encontrarse en sincronía los momentos del día.  De modo que ante determinadas condiciones de luz u oscuridad, tienen un impacto directo en el metabolismo de azúcares dentro de las plantas. Es decir, ante condiciones de alta energía( luz) los azúcares se encuentran ligeramente disponibles, mientras, por la noche o ante condiciones de baja energía, los azúcares se vuelven ampliamente disponibles. De esta forma, la planta previene posibles cambios en el entorno que puedan afectar la disponibilidad de energía.

Un ejemplo de ello son los cambios estacionales en relación con la maduración de lo que se cosechará en un momento determinado.

Aunque el descubrimiento de este mecanismo se plantea como un nuevo proceso explotable para mejorar el desempeño de los cultivos, también sirve como recordatorio de la importancia de los momentos del día para los seres vivos y también de la profunda relación con la situación ambiental.

Puedes consultar el estudio completo aquí

¿Aún no conoces la boutique?

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©2018 ECOVORAZ S DE RL DE CV, Todos los derechos reservados