Nephentes, la odisea de un nombre
-blog-
Nephentes,
la odisea de un nombre
abril 9, 2018

En la Odisea, Helena pone en el vino una roca contra el llanto, el enojo y que hacía olvidar todos los males. Esto es lo que observó Linneo cuando explicó: “si esta no es la Nephenthes de Helena, lo será indudablemente para todos los botánicos. ¿Qué botánico no se sentiría embargado de admiración si, tras un largo viaje, encontrase esta maravillosa planta? ¡Olvidaría todos sus males pasados al contemplar, lleno de asombro, esta admirable obra del creador”!

Por su origen etimológico, las palabras que conforman el nombre de la Nephentes “Ne” (no hay) y “Penthos” (dolor), en su conjunto significan “sin dolor”.

 

La planta descrita por Linneo era la N. distillatoria, una especie de Sri Lanka. Y fue así como la palabra Nepenthes se adoptó oficialmente como nombre genérico en 1753, en la famosa obra de Linneo titulada Species Plantarum, que estableció la nomenclatura botánica tal como se utiliza hoy en día. Nepenthes distillatoria es la especie tipo del género. Nadie se imaginaba que se trataba de una planta carnívora, curiosamente se pensaba que los jarros servían para recoger el agua de lluvia, de modo que la planta pudiera sobrevivir en tiempos de sequía.

 

Existen descripciones diversas sobre la Nephentes en sitios y momentos distintos. El registro más antiguo de Nepenthes data del siglo XVII. En 1658, el gobernador colonial francés Etienne de Flacourt describió a la Nepenthes en su libro pionero “Histoire de la Gra nde île de Madagascar”. Por primera vez, se escribió: “La planta mide aproximadamente 3 pies de alto y aproximadamente 7 pulgadas de largo. En el extremo de la cuchilla hay una estructura similar a un jarrón que se asemeja a una fruta o flor. Estas jaulas tienen color amarillo. También hay formas más grandes y en tonalidades rojizas y amarillas. La gente de este país no recoge estas jaulas porque piensan que si alguien las recoge, no lloverá en unos días. Y yo y otros franceses lo recogimos. Estas jaulas también han cumplido sus demandas, y realmente no llueve. Después de la lluvia, estas jaulas están llenas de lluvia “.

 

En 1677, Bartholinus describió brevemente una planta llamada “Miranda herba (en latín, “hierba milagrosa “). Tres años después, el empresario holandés Jacob Breyne lo llamó “Bandura zingalensium” por nombre común local.  Entonces Bandura se convirtió en el nombre más comúnmente utilizado para referirse a la Nepenthes. Hasta que en 1737, Linneo estableció el nombre de Nepenthes.

En 1683, el médico sueco H. N. Grimm describió nuevamente. Se refiere a esta como “una gota extraña” o “una planta de destilación mágica”. Esta sería la primera vez que alguien describía claramente a la Nepenthes. Tres años más tarde, en 1686, John Ray, un naturalista británico, citó a Grimm diciendo: ” Debido a la luz solar, el agua en el suelo se eleva y se condensa en las plantas. Los tallos y las hojas fluyen hacia la jaula”. (Esta visión no es correcta. Se trata de una suposición temprana para la fuente de líquidos en las jaulas de lanzadora jarra).

 

La ilustración más antigua de una planta de jarra apareció en el Almagestum Botanicum de 1696 de Leonard Plukenet. N. destilatoria fue nombrada “Utricaria vegetabilis zeylanensium”. Por la misma época, el botánico alemán Georg Eberhard Rumphius descubrió dos nuevas especies de plantas de jarra en el archipiélago malayo. Una de estas es la “Large Muggrass” y la otra “White Brewery Grass”. Las dos especies de plantas lanzadoras son N. mirabilis y N. maxima en el género Nepenthes. La mayor contribución de este hombre durante su vida fue el directorio de plantas de Ambon Island (Herbarium Amboinense) en el que se hallan un total de seis volúmenes de la colección de muestras de plantas de Ambon. Sin embargo, estos documentos solo se publicaron después de su muerte. Rumphius vivió mucho y eventualmente perdió contacto con la descripción de Nepenthes.

 

En 1670, Rumphius completó solo una parte del manuscrito. Con la ayuda de su personal y artistas, su trabajo estuvo casi terminado hacia 1687. Sin embargo, la mayoría de las ilustraciones se perdieron en un incendio. En 1690, él y sus asistentes completaron el documento. Desafortunadamente, dos años más tarde, el barco holandés que llevaba su manuscrito fue hundido por un barco francés. Afortunadamente, se había conservado una copia que pertenecía al gobernador Johannes Camphuys para que el trabajo pudiese reanudarse. En 1696 volvió a Holanda con sus escritos. Pero, aun así, sus escritos no habían sido publicados por varias razones. No fue hasta el 39º año después de su muerte, en 1741, que su obra fue publicada. Pero en este momento, Linneo ya había publicado su obra y nombrado Nepenthes como Nepenthes.

 

Características morfológicas

 

Taxonomía

 

Reino: Plantae

División: Magnoliophyta

Clase: Magnoliopsida

Orden: Caryophyllales

Familia: Nepenthaceae

Genero: Nepenthes

 

Descripción

 

Las Nepenthes son plantas perennes con tallos leñosos o semi-leñosos, que llegan a medir hasta 3 metros de altura, trepando a los árboles o creciendo a lo largo del suelo. Las hojas son generalmente de forma oval larga y tienen enredaderas en los extremos para facilitar la escalada. En el extremo se encuentra una jarra, en forma de cono o embudo con una tapa. Las Nepenthes florecen después de muchos años de crecimiento. Las flores son usualmente racimos, y algunas son panículas. Su naturaleza ornamental no se puede comparar con las trampas de insectos.

 

La entrada del cono es completamente lisa, por lo que los insectos resbalan dentro de la jarra, donde se ahogarán con la secreción de líquidos que se encuentran contenidos en el fondo de la botella, donde se descomponen y son también absorbidos gradualmente. Las Nepenthes basan su alimentación en la captura de insectos y otros animales pequeños para complementar su nutrición al igual que muchas otras plantas denominadas insectívoras.

 

Distribución geográfica

 

Las Nepenthes se distribuyen principalmente en regiones del sudeste asiático, entre estas Borneo y Sumatra con aproximadamente 40 especies cada una, seguidas por cerca de 30 especies en Filipinas, Nueva Guinea, Sulawesi, y dos especies endémicas en la costa oriental de Madagascar, Sri Lanka, India, Nueva Caledonia, al sur de China, Guangdong, Guangxi, Hainan, Taiwán y hasta el norte de Australia.

 

Luz

 

La iluminación es uno de los factores más importantes para el crecimiento de las trampas. Se tiene que proporcionar suficiente humedad del aire, humedad moderada del suelo y suficiente luz para dar a las hojas la coloración verde. Las plantas pueden ser domesticadas para recibir un poco de luz solar directa, preferiblemente la luz solar matutina. Por el contrario, una iluminación de día completo hará que el color de la planta sea pálido y dificulte el crecimiento de esta. Las quemaduras suelen suceder muy rápido.

 

Cuando surge una nueva jaula, es indicio de que la planta se ha adaptado al nuevo entorno. En general, la luz suficiente resulta en trampas y jarras más grandes y radiantes. También es necesario mantener una alta humedad del aire, especialmente ante vientos fuertes y clima cálido y seco. Cuando se usa una red de sombra, la tasa de sombreado es preferiblemente de 50 a 80%. Si se planta en un invernadero de plástico, lo mejor es usar un plato de polietileno transparente. Además, la duración de la luz solar también afecta la cantidad de energía luminosa que absorbe la planta. La mayoría de las plantas de jarra pueden tolerar la falta de luz, pero su tasa de crecimiento será limitada, también es necesario reducir la cantidad de riego. Cuando Nepenthes recibe suficiente luz, se refleja en el tamaño y el color de sus trampas en forma de jarra.

 

Temperatura

 

Generalmente las Nepenthes están ampliamente distribuidas, desde tierras planas hasta montañas a más de tres kilómetros sobre el nivel del mar. Su temperatura de cultivo es de 41°C durante el día y hasta 10°C por la noche. La diferencia de temperatura entre el día y la noche es muy útil para el crecimiento de Nepenthes Cuando la temperatura oscila por debajo de 15 °C su crecimiento se ralentizará o detendrá; cuando la temperatura está por debajo de 10 °C corren riesgo de congelación o incluso de muerte. Por lo tanto, en el invierno o en los días fríos se deben tomar las medidas necesarias.

 

Humedad

 

El requerimiento de humedad del sustrato para las Nephenthes es bajo, por lo general no les gusta el medio de cultivo excesivamente húmedo y no transpirable. A diferencia de otras plantas carnívoras, que solo necesitan mantener el suelo húmedo durante la temporada de crecimiento, es necesario mantener el suelo húmedo.

 

Riego

 

Aunque todas las plantas insectívoras requieren agua sin minerales, los requisitos de calidad del agua son relativamente flexibles, sin embargo, esto no significa que Nepenthes no requiera agua de buena calidad. Debido al largo tiempo de cultivo de Nepenthes, un problema potencial con el uso de la inmersión es la acumulación de sal. Muchas escamas de color blanco amarillento aparecen en la superficie del sustrato, esto se forma por la precipitación de sal en el agua, lo que tiene un efecto negativo en el crecimiento de Nepenthes. El sustrato tendría que renovarse para mejorar la situación.

 

En casa se recomienda su riego por inmersión, sumergiéndola aproximadamente 10 minutos en un recipiente con agua. Al tratarse de plantas que requieren de mucha humedad es recomendable tomar un atomizador y rosearla por las tardes, cuando se encuentran menos expuestas a la luz.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©2018 ECOVORAZ S DE RL DE CV, Todos los derechos reservados